El F-35B, uno de los tres modelos del poderoso avión caza F-35, genera nuevo material de discusión. Esta vez es la poderosa Marina de los Estados Unidos quien levanta el alerta. Los responsables de la construcción del F-35 les acaban de informar que no podrán cargar en él la bomba SDB II.

Se refieren a la llamada bomba de pequeño diámetro (SDB II, Small Diameter Bomb II) la cual está en fase final de diseño. esperaban tenerla instalada en el 2020. Con esta bomba es posible alcanzar objetivos móviles a distancias de hasta 70 km. Se estima que pudiera estar lista a mediados del año 2017.

La SDB II se puede ajustar sin problema en el modelo F-35A en su actual configuración pero no sucede lo mismo con la versión F-35B. Los responsables del programa F-35 alegan en su defensa que no se les informó de este cambio. Aclararon que no estaba previsto que la Marina quisiera cargarla  también en el modelo B. 

Al mismo tiempo aseguran que no tendrán problema para modificar el diseño y permitir incorporarla al sistema de armas. Sin embargo advirtieron que preferían esperar hasta el 2017 cuando la bomba esté terminada. De esta manera, pueden realizar todos los estructurales del avión, con un nivel de certeza mayor.

Asimismo, manifestaron su confianza de poder hacer los cambios requeridos en el tiempo fijado. Garantizaron que si la bomba está lista en el 2017, ellos la tendrán instalada en el 2020 a bordo del F-35B. No quisieron adelantar el costo que implica este cambio de diseño.

F-35B, integrante de un trío poderoso

El avión caza F-35B es parte de una triada de aviones de combate. Esta producción está integrada por tres modelos. Estos son: El modelo F-35A de despegue y aterrizaje convencional (CTOL), El F-35B de despegue corto y aterrizaje vertical (STOVL) y el F-35C de despegue asistido por catapulta (CATOBAR). Cada uno de ellos con funcionalidades de acuerdo con su diseño.

La aeronave, en sus tres versiones es construida por la empresa Lockheed Martin y un grupo de subcontratistas. Entre los subcontratistas se encuentran Pratt & Whitney y BAE Systems. Hasta la fecha han entregado un total de 154 unidades tanto a las Fuerzas Armadas de EEUU como a las de países aliados. 

Ya la Marina ha recibido varias unidades CATOBAR adecuadas para las operaciones sobre portaaviones. No obstante, queriendo ampliar la posibilidad de operar también en buques de plataforma corta quiso también incorporar el modelo STOVL. Adicionalmente solicitó modificaciones a la arquitectura de la aeronave. Estas modificaciones permitirán incorporar la SDB II al parque de armas.

De acuerdo con la programación, Estados Unidos estima adquirir unos 2.600 aviones caza F-35 en sus tres versiones. Piensa de esta manera aumentar el  poder aéreo táctico tripulado de la Fuerza Aérea, la Armada y el Cuerpo de Marines. Las entregas están programadas hasta el 2037 con una vida útil proyectada hasta el 2070.

El programa militar F-35 es el más grande y más caro de la historia. En consecuencia se ha convertido en objeto de crítica y escrutinio a nivel global. Muchas críticas en relación a sus “deficiencias operativas” se han filtrado hacia la opinión pública. Todas las deficiencias se han ido corrigiendo. No obstante la duda persiste.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here