En poco más de diez años, la guerra contra el terrorismo estadounidense se ha llevado por delante la vida de alrededor dos millones de personas en Irak, Afganistán y Pakistan. Conforme una investigación de la Organización no Gubernamental ‘Physicians for Social Responsibility Social’, esta cantidad es diez veces mayor de lo que afirman las autoridades y los medios.

Este estudio, publicado en el mes de marzo del actual año, demanda que en torno a un millón de personas murieron en Irak –un cinco por ciento de su población total-; doscientos veinte personas perdieron la vida en Afganistán y ochenta en Pakistán. Si se tuvieran presente las muertes de los millones de asilados de estos 3 países o bien las víctimas de operaciones militares de EE.UU. en Yemen o bien Siria, probablemente la cantidad de víctimas mortales superase los un par de millones. Los resultados de este estudio se fundamentan en los datos publicados por las entidades de la Organización de la Naciones Unidas, múltiples gobiernos y diferentes organización sin ánimo de lucro.

“La cantidad es más o menos diez veces mayor que la que el público, los especialistas y quienes toman resoluciones conocen y que los medios y las mayores ONG extienden”, afirma la investigación de ‘Physicians for Social Responsibility’. Los medios occidentales acostumbran a centrarse en las víctimas de actos terroristas “que encajan de forma perfecta en la imagen de la guerra que tratan de crear” en vez de tener en consideración ataques estadounidenses, demanda la O.N.G..

EE.UU. lleva al día la cuenta de las víctimas mortales entre los militares estadounidenses implicados en la guerra contra el terrorismo, mas no hay ningún recuento de las víctimas entre la población civil. “Es una omisión deliberada”, asevera la investigación.Los médicos insisten en que “debemos darnos cuenta totalmente de nuestra responsabilidad y aprender las lecciones apropiadas para eludir un empeoramiento trágico de la explosiva situación a la que nos encaramos el día de hoy”. Especialmente si se tiene presente que se han gastado cuando menos 3 billones de dólares americanos en una década de acciones militares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here