Estos ataques se produjeron en el aeropuerto de Saná, la capital de Yemen, y en la base militar de Dulaimi. La operación, que comenzó el miércoles por la noche y continúa todavía, ha sido llevada a cabo por cinco países del Golfo. Estos fueron Bahrein, Catar, Emiratos Árabes Unidos y la propia Arabia Saudí y ha contado con el apoyo de Estados Unidos y Egipto.

A través de voceros autorizados, los Estados Unidos ha confirmado que dieron el apoyo logístico y de inteligencia a la coalición. No obstante negaron que hayan tomado parte directa en los bombardeos. La intervención se concretó a pedido del presidente yemení quien había solicitado la intervención militar internacional tras el avance de los rebeldes. Estos tenían ya una semana avanzando hacia Adén, que es el sitio en donde se encuentra el presidente Mansour Hadi.

Los rebeldes hutíes han calificado los ataques como una declaración de guerra y señalaron que responderán de manera contundente. Así pues, Yemen está envuelta en el caos desde  el mes de septiembre, cuando los rebeldes hutíes musulmanes chiíes) tomaron la ciudad de Saná. En esta acción, lograron hacerse con varias otras ciudades de mayoría suní. El presidente yemení, cuenta con el apoyo irrestricto de Washington y de Riyadh. En diferentes declaraciones ha afirmado que está a favor de la campaña de Estados Unidos contra Al Qaeda con drones.

Yemen y su conflicto

La Guerra Civil de Yemen es un conflicto en curso que comenzó en 2015. Este conflicto enfrenta a dos facciones. Una de ellas es la encabezada por Abdrabbuh Mansur Hadi, líder del gobierno yemení. El otro bando en pugna representa al  movimiento armado houthi quien cuenta con respaldo de ciertos sectores de la población. Ambos afirman representar al legítimo gobierno del pueblo yemení.

Las fuerzas hutíes actualmente tratan de controlar la capital, Saná,. Para ello cuentan con el apoyo del ex presidente Ali Abdullah Saleh. También se han involucrado en el conflicto Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) y el Estado Islámico de Irak . Actualmente AQAP controla franjas de territorio en el interior y a lo largo de tramos de la costa. 

Este conflicto ha sido visto por la comunidad internacional como una extensión del conflicto de poder entre Irán y Arabia Saudita. Asimismo, se considera como un medio para combatir la influencia iraní en la región. En el año 2018, las Naciones Unidas advirtieron que 13 millones de civiles yemeníes enfrentan hambre. Según estas estadísticas, esta podría ser «la peor hambruna del mundo en 100 años».

La comunidad internacional ha expresado un repudio enérgico a la campaña de bombardeo dirigida por Arabia Saudita, que ha significado el bombardeo generalizado de áreas civiles. Estos bombardeos han matado o herido a una apreciable cantidad de civiles. A pesar de esto, solo recientemente la crisis ha comenzado a llamar la atención de los medios internacionales. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here