Casi todos coinciden en una fecha especial para recordar a sus fallecidos. Esta coincidencia existe, a pesar de que todos los países del mundo tienen sus propias fiestas y celebraciones. Por ejemplo, en España tenemos el Día de Todos los Santos, ubicada entre las tradiciones más importantes del calendario español.

¿Pero cómo se celebra este día de los fallecidos en otras partes del mundo? Te invitamos a realizar un recorrido por algunas de las tradiciones más milenarias de la humanidad:

Conmemoraciones en honor a los fallecidos en el mundo

Halloween (Irlanda)

Halloween es quizás una conmemoración en honor a los fallecidos más conocida y popularizada en los Estados Unidos. Sin embargo, la auténtica festividad comenzó en Irlanda hace más de 2.000 años con el antiguo festival de Samhain. En el curso de estas festividad los celtas danzaban alrededor de fogatas con toda clase de disfraces para alejar a los fantasmas. 

Estos festejos se realizaban la noche del 31 de octubre, que marcaba el final del verano –y las cosechas– ante la llegada del frío invierno. Se le consideraba una fecha mística donde la llegada del nuevo año permitía una fusión temporal entre el mundo de los vivos y los muertos. 

Estas prácticas también servían para alejar otros entes fantasmagóricas de la tradición celta, como son los banshees, las hadas o las púcas. Actualmente esta tradición es emulada en los disfraces que usan las personas y en las calabazas iluminadas para espantar a los malos espíritus.

Recuerdo de fallecidos en china: Teng Chieh

Este país asiático preserva su propia tradición milenaria para conmemorar a sus muertos. Se trata del Teng Chieh, celebración que se caracteriza por el lanzamiento de linternas y el encendido de fogatas. De esta manera, las personas guían a los espíritus de sus fallecidos hasta sus viejos hogares. Una vez ahí, son “recibidos” con agua y alimentos colocados frente a sus antiguas imágenes. 

Pero esto no lo es todo, pues China también alberga la llamada fiesta de los Fantasmas hambrientos. Esta fiesta busca apaciguar las almas perdidas de todos aquellos fallecidos por causas no naturales u que no fueron enterrados propiamente. Para ello, la gente enciende hogueras y deja ofrendas anónimas. De esa manera, pretenden evitar que los espíritus errantes se tornen malignos ante la tristeza que les aqueja.

Los fallecidos en México visitan a sus familias en Día de los Muertos

El culto a la muerte en México comenzó desde la época precolombina. Desde allí arrancó una hermosa tradición que se mantiene hasta nuestros días. Según las referencias, uno de los mejores lugares para celebrarlo es el Pueblo Mágico de Pátzcuaro, en Michoacán. 

Desde allí, los días 1 y 2 de noviembre, las familias viajan en barcas hacia la isla de Janitzio. Durante toda la noche y, pese al frío, honran a sus fallecidos en el cementerio con ofrendas florales. Esta tradición prehispánica es observada hoy en día, especialmente por las tribus indígenas. 

El objetivo es que las almas de los fallecidos que visitarán a sus familiares en el mítico Día de Muertos encuentren el camino a casa. Una vez que retornan los difuntos, comparten tiempo con sus seres queridos, disfrutan sus alimentos favoritos en vida e incluso escuchan mariachis. Una vez terminado el festejo, pueden parten en paz hacia el más allá.

Mahalaya Amavasya (India). Los fallecidos se recuerdan para lavar los pecados.

Según la tradición india dicta las personas deben recordar a sus ancestros durante las noches sin luna. Aquellos que no lo hacen pueden enmendar su error durante el Mahalaya Amavasya, celebrado durante el mes de septiembre. En el curso de esta ceremonia, miles de personas asisten al río Kaveri para lavar sus pecados y pedir por las almas de sus fallecidos. Conforme a la leyenda, este río marcó el nacimiento de Vishnumaya, hija de Brahma. Vishnumaya recibió la autorización para vivir como hija de un simple mortal. Su conversión llegó en este río cuyos caudales lavaron todos sus errores.

Los cuchillos ocultos (Alemania)

Según la tradición germana, las almas de los muertos visitan nuestro mundo durante la última noche de octubre. Lejos de buscar su alabanza, la preocupación de los alemanes radica en evitar lastimarlos. Para lograrlo, ellos acostumbran ocultar todos sus cuchillos y objetos cortantes durante esa noche. Esto con el fin de evitar cualquier accidente y el surgimiento de un espectro iracundo.

Halloween (Estados Unidos)

Como se dijo en párrafos anteriores, el Halloween tuvo su origen en Irlanda hace casi 2.000 años. Posteriormente llegó a América durante la colonización británica y se popularizó con la migración irlandesa del siglo XX. A pesar de sus orígenes religiosos ancestrales, la tradición ha demeritado en una fiesta meramente comercial. Muchos temen que el legado original pueda perderse con el paso del tiempo. La situación se torna más preocupante porque su espectacularidad ha cautivado a los niños del mundo entero. A tal punto que, que cada vez prefieren más el Halloween por encima de sus propias tradiciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here