La muerte de 15 inmigrantes que intentaban acceder a España a través de Ceuta la semana pasada ha generado mucha información desde que ocurriera el suceso. Al respecto, hay opiniones diversas, tanto posturas a favor como en contra. Hay también un colectivo, el de los guardias civiles, APROGC (Asociación Pro Guardia Civil), defendiendolos de acusaciones en su contra. La situación se ha tornado tensa por acusaciones vertidas sobre ellos por parte de diversas ONG y partidos políticos.

Representantes de los agentes de la Guardia Civil consultados por ATENEA declararon que se sienten muy molestos por la situación. Critican las las contradicciones que se han producido en los últimos días por parte de los representantes políticos. Son de la opinión de que “no se habría montado este lío” si las explicaciones hubieran sido claras. Citan las declaraciones del ministro del Interior en su comparecencia como la forma en la que se debió proceder.  

Según cifras suministradas por la ONG “Caminando Fronteras” la avalancha de personas que intentó llegar a Ceuta se estimó en unas 400 personas. Esta avalancha humana se produjo por tierra, a través de la valla, y por mar, y es algo habitual tanto en Ceuta como en Melilla. 

Ceuta en el centro de la atención nacional

Luego de lo ocurrido en Ceuta la semana pasada, Arsenio Fernández de Mesa, director general de la Guardia Civil, defendió la labor de los agentes de la Benemérita. Así pues, se desplazó hasta la ciudad autónoma para mostrarles su apoyo. Por otro lado, negó que se hubieran empleado pelotas de goma para impedir acceso de inmigrantes a través de las aguas ceutíes.

Posteriormente, el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz. desmintió las afirmaciones de Fernández de Mesa. El ministro admitió que se habían empleado “medios antidisturbios”, aunque sólo “con efecto disuasorio”. También señaló en su comparecencia que en 2014 se ampliará el espigón marítimo de El Tarajal. Allí precisamente perdieron la vida algunos de los inmigrantes que la semana pasada intentaron alcanzar a nado la ciudad autónoma.

Guardia Civil: ¿Intentamos evitar que entren o les dejamos pasar?

Las fuentes de la Benemérita consultadas subrayan que se comete un gran descuico. “Parece que a la gente se le olvida que los inmigrantes querían infringir la ley”, acotaron. Del mismo modo, pareciera que no recuerdan que los guardias civiles velan, precisamente, por que se cumpla esa ley. También asociaciones como APROGC dejaron oír su voz para lamentan profundamente el fallecimiento de los inmigrantes. Destacaron que que el problema de la inmigración irregular no es culpa de los guardias civiles.

Prosiguiendo con su defensa, recordó la APROGC que, si por algo es conocida la Guardia Civil a lo largo de su historia es por su acción humanitaria de salvar vidas. En ocasiones, inclusive pagando un alto precio y sacrificando sus propias vidas de ser necesario. De manera tal que, si ahora no han podido salvarlas, los primeros que sienten el hecho son los guardias civiles que estaban en Ceuta.

Según explican desde la APROGC, los inmigrantes que entran en España saltando vallas, a nado, u ocultos en vehículos, lo hacen de manera ilegal. Esto es un delito ante las leyes españolas y ante europeas. Por ello, los guardias civiles se preguntan: “¿Qué hacemos entonces? ¿Intentamos evitarlo o los dejamos pasar? Porque las dos cosas a la vez no es posible”, concluyen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here