En fecha reciente el general Félix Sanz Roldan, director del Centro Nacional de Inteligencia, CNI, anunció que contratarán a 500 nuevos miembros. Explicó que entre ellos se buscarán desde matemáticos hasta ingenieros de telecomunicaciones e informáticos. Los contratados se desempeñarán como “agentes digitales” y lucharán, entre otras amenazas, contra el ciberterrorismo. 

El anuncio lo hizo el jefe del servicio secreto español durante jornadas sobre yihadismo organizadas por la Asociación de Periodistas Europeos. El CNI espera poder ser capaz de infiltrar foros yihadistas para evitar la captación de nuevos adeptos al grupo terrorista  

Tanto los 500 nuevos miembros como los 3.500 que ya trabajan con el CNI tendrán en común, entre otros puntos, un estricto código ético: este código es considerado como un buen ejemplo de liderazgo y gestión para muchas empresas.

Todas las grandes multinacionales, desde el Grupo de Santander hasta la escudería Ferrari F1, tienen un código ético. Este es aceptado por sus empleados y marca su ADN. El Centro Nacional de Inteligencia, CNI,  también tiene un estricto código de 20 puntos que deben cumplir todos sus integrantes.

El ya mencionado código ético del Centro Nacional de Inteligencia está plasmado en un documento de 14 páginas. Este comienza recordando que el CNI es una institución al servicio de España y de los españoles. Como tal, contribuye a garantizar su seguridad y a proteger y promover los intereses nacionales. Este principio es fundamental y define la esencia de la organización, inspira sus actividades y rige la actuación de todos sus componentes. A continuación enumera los valores y principios con los que se deben identificar todos sus integrantes.

Los 20 principios que tienes que cumplir para trabajar en el CNI

1. Espíritu de la profesión 

El desempeño en sus obligaciones y el respeto a los principios del presente código constituyen el verdadero espíritu de su profesión. Esto tiene que ser sabido desde el primer día por todos los que trabajan en el CNI. Queda por descontado que sus actividades son un servicio a España. 

2. Principios de actuación 

La lealtad a la institución y a los principios que la sustentan deben siempre guiar el proceder de los empleados. Al igual que la abnegación y el espíritu de servicio deben ser norte de su proceder. Todo en aras de cumpir los cometidos sin escatimar esfuerzos ni sacrificios.

3. Rectitud en el cumplimiento del deber 

La rectitud será la gran rectora de la conducta de todos. Obraran siempre bien por su propio honor y espíritu. No pondrán excusas para incumplir estos preceptos y darán prueba constante de aptitud para el servicio.

4. Espíritu de sacrificio 

Asumirán las exigencias profesionales y los inconvenientes personales relacionados al cumplimiento de la misión, con espíritu de sacrificio. No se serán presa del desaliento ante las dificultades que dicho cumplimiento exija.

5. Deber de reserva

La discreción será su mayor virtud. Con ese propósito, manejarán con esmerado resguardo todas las vicisitudes de su quehacer profesional. También guardarán rigurosa reserva sobre la información que conozcan por razón de su actividad profesional. De igual manera,  evitarán que su vida profesional trascienda de su entorno personal más íntimo. Por último, asumirán la renuncia tanto a dar publicidad a sus éxitos como a defenderse de los ataques más injustos.

6. Objetividad e imparcialidad 

La constante búsqueda de la objetividad les llevará a proceder de forma independiente de la propia manera de pensar o sentir. Con este fin, evitarán que sus creencias o convicciones interfieran en sus actuaciones profesionales. Por sobre todas las cosas, no dejarán que condicionen sus decisiones o afecten la imparcialidad de sus análisis, juicios e informes.

7. Dedicación y esfuerzo 

Tanto la eficacia como el sentido del deber conducirán su esfuerzo. Aportarán, en tiempo y forma, lo mejor de sus cualidades personales y profesionales para lograr las metas. Lograr, con su dedicación y entrega el éxito en el cumplimiento de la misión será una norma personal.

8. Asunción de responsabilidades 

Aceptarán las consecuencias de su actuación con sentido de la responsabilidad. De igual manera, adoptarán con firmeza las decisiones que les correspondan. En consecuencia, asumirán con honradez cuanto de ellas se derive.

9. Compañerismo 

El compañerismo generoso, sincero y noble será el rasgo distintivo de su forma de proceder tanto en lo personal como profesionalmente. En todo momento prestarán apoyo desinteresado, y leal a sus superiores, iguales y subordinados. Asimismo, servirán con humildad y espíritu de equipo, sin buscar ni el reconocimiento público ni el protagonismo individual.

10. Autoridad y liderazgo 

Todos aquellos que tengan responsabilidades de mando o dirección demostrarán capacidad de liderazgo. Se conducirán de manera que sus acciones sirvan de ejemplo a sus subordinados. De igual modo, ejercerán la autoridad de modo equilibrado y justo y se preocuparán por atender las sugerencias y vicisitudes de las personas a su cargo. Por sobre todas las cosas, trataran a su personal con la consideración y el respeto debidos.

11. Formación 

El logro de una profunda preparación técnica constituirá una aspiración permanente de los miembros del CNI. Esto con el objetivo de lograr un desempeño excelente de los servicios que les sean asignados. Para ello, buscarán desarrollar, mantener y mejorar continuamente su competencia profesional mediante la formación y el estudio.

12. Honradez 

La honradez será la guía principal, tanto del comportamiento personal como de la actuación profesional. Los miembros del Centro Nacional de Inteligencia Actuarán, en todo momento y circunstancia, de manera digna e íntegra.

13. Ejemplaridad y reputación 

La conducta ejemplar será un objetivo irrenunciable para todos. Debe haber el convencimiento de que es el mejor medio para velar por la reputación y la imagen de la institución a la que pertenecen.

14. Disponibilidad 

En todo momento deben mostrar plena disponibilidad para prestar servicio cuando y donde se les exija. Evitarán que cualquier circunstancia personal o familiar sirva de excusa para incumplir la misión encomendada.

15. Afán de superación 

El afán de superación se constituirá en una aspiración constante. El anhelo de excelencia de os miembros del CNI será considerado una contribución decisiva al logro de los fines de la institución.

16. Austeridad y rigor 

La administración de los recursos públicos, bienes y medios que a los miembros del Centro Nacional de Inteligencia les sean confiados serán siempre usados con austeridad y rigor. Por eso, se emplearán únicamente para los fines previstos. Por otra parte, se preocuparán en mantenerlos de manera adecuada y evitarán su desaprovechamiento o despilfarro.

17. Proporcionalidad 

Quienes sirven en el CNI son responsables de que la utilización de los procedimientos especiales que permite la ley guarden siempre la debida proporcionalidad. Las acciones deben ir en función de la amenaza que se pretenda combatir o del conocimiento que se desee obtener.

18. Contribución al prestigio de la institución 

Debe ser un hecho sabido que la adhesión al conjunto de valores y principios del presente código ético, implicará su fiel seguimiento. El esfuerzo continuo de adhesión por parte de todos los miembros, aumentará el prestigio de la institución.

19. Respeto al legado recibido 

Esto se trata del respeto a quienes nos precedieron y el reconocimiento de su servicio a España. Esto será una fuente de estímulo para que los miembros del CNI aborde el cumplimiento de sus obligaciones. El recuerdo de cuantos entregaron su vida en el cumplimiento del deber es una deuda de gratitud y un compromiso con su legado.

20. Servicio a España 

Todos los miembros del Centro Nacional de Inteligencia asumirán como valor inherente el  servicio a España. Lo acompañarán con profesionalidad, integridad, rigor, sentido del compromiso, discreción, espíritu de sacrificio y lealtad. Asimismo procurarán el trabajo en equipo, la altura de miras y la búsqueda de la excelencia manteniendo un respeto a jefes, compañeros y subordinados.

¿Quieres ayudar al CNI?

Cualquier ciudadano que esté preocupado por la seguridad puede informar al CNI, de la misma forma que podría hacerlo a la Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía o Policía de su Comunidad. Para ello, no hace falta que el ciudadano cumpla ningún requisito, salvo informar con claridad y precisión. Debe abundar en detalles sobre lo que considere que es de interés para la seguridad nacional. Puede hacerlo a través de un formulario en la web del CNI pinchando aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here