El Ejército adquirirá a la compañía de España Tecnobit simuladores de combate para soldados de Infantería. Se trata de unos equipos, con tecnología láser, que dejan imitar combates entre los infantes sin precisar munición, con el ahorro que supone, mas con la máxima confiabilidad.
El Ejército destinará a estos equipos nuevos, considerados por los especialistas los más convenientes por calidad/precio, más de uno con cuatro millones de euros. En conjunto, adquirirá 6 equipos de los que 3 van a ir destinados a unidades de Canarias, uno a Ceuta, otro a Melilla y otro a Baleares.

Se trata de una adquisición dirigida a sostener el adiestramiento de las tropas con el máximo ahorro de costos. Los simuladores de combate han probado ser una herramienta eficiente y asequible para el entrenamiento militar, puesto que el equipo simula un enfrentamiento real. Asimismo deja a los participantes interaccionar con todos y cada uno de los elementos presentes en el campo de batalla.

En verdad, a los que en nuestros días tiene el Ejército de Tierra, se sumarán próximamente más unidades para el Ejército del Aire y la Infantería de Marina, que han evaluado esta clase de equipos.

Tecnobit es una de las compañías punteras en España en sistemas de simulación militar. Hoy en día negocia nuevos contratos de estos equipos con los ejércitos de Brasil, Chile y Colombia, que han probado un enorme interés por ellos.

En el caso del Simulador de Combatiente Individual, que termina de adquirir el Ejército, se trata de un equipo destinado a la instrucción táctica y de tiro de combatientes individuales. El sistema consta de múltiples sensores, que van sobre el traje de los combatientes y un transmisor láser, montado sobre el arma real. Estos elementos dejan conocer, de forma virtual, en qué momento ha sido alcanzado por el fuego oponente.

Además de esto, el sistema asimismo dispone de una estación de análisis sobre computador portátil que deja que las informaciones relevantes conseguidas a lo largo del ejercicio se guarden y dejen al instructor examinarlas una vez finalizado el ejercicio.

La versión instrumentalizada incorpora un GPS y una radio en una mochila que deja el control, en tiempo real desde una Estación de Seguimiento del Ejercicio. Con esta configuración, el Simulador de Combate Individual registra, fiablemente y precisión, la situación de cada soldado a lo largo del ejercicio de entrenamiento, los disparos efectuados, la munición libre, aun las condiciones en las que el partícipe se halla y la capacidad que tiene para disparar tras los impactos recibidos.

La enorme ventaja, con respecto a sus contendientes, de los simuladores de Tecnobit es que son compatibles con otros simuladores de duelo de automóviles y blancos. Además de esto, dejan la recreación del ejercicio con diferentes géneros de participantes.

Como curiosidad, Tecnobit asimismo ha desarrollado el sistema de simulación de combate del carro Leopard dos. Este deja adiestrar a las tripulaciones en todo género de misiones sin gastar munición real merced al empleo de sensores y láser.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here