Las funciones encomendadas por la Constitución encomienda al Rey deben ser interpretadas teniendo en cuenta que España es una monarquía parlamentaria. Esto significa que él no tiene poder real sino poder representativo. El catedrático de Derecho Constitucional de la universidad de Oviedo, Ramón Punset, destaca a ONE que la gente piensa equivocadamente que las funciones simbólicas no tienen importancia. Sin embargo esto no es así porque el Rey es símbolo de la permanencia y unidad del Estado.

Los expertos constitucionalistas consultados concuerdan en afirmar que el  poder emana del pueblo, que es soberano y es quien elige a sus gobernantes. Por lo tanto, el Rey tiene autoridad, pero no poder, que no es lo mismo. Así pues, en el título II de la Constitución se establecen unas funciones claras para quien ejerce como soberano español. 

Al aparecer en leyes, sus atribuciones son más bien políticas y en política lo simbólico tiene una trascendencia enorme. El Rey juega un papel vital, ya que  modera y arbitra el funcionamiento regular de las instituciones, la firma de tratados y otros actos de Estado. Puede incluso, al ser una magistratura vitalicia, aconsejar a los partidos y sus responsables. En definitiva ejerce una función de magistratura de influencia sin potestad pero con autoridad. Esta función la realiza en la más absoluta discreción.

Atribuciones del Rey según la Constitución

1- El Rey sanciona y promulga las leyes

Las leyes las hace y aprueba el Poder Legislativo (Congreso y Senado), no obstante, el Rey debe firmarlas. No se puede negar a ello, ya que constitucionalmente no se contempla la posibilidad de que se niegue. Sus actos son “actos debidos”, es decir, que tiene la obligación de cumplir por el hecho de su alta magistratura. La promulgación es un acto de naturaleza ejecutiva. El  Rey como jefe del Estado y las Cortes aprueban y sancionan las leyes para que estas puedan cumplirse.

2- Convoca y disuelve las Cortes Generales y convoca a elecciones en los términos previstos en la Constitución

Aquí ocurre lo mismo que con la promulgación de las leyes. El Rey valida la disolución de las Cortes con su firma, pero la decisión no la toma él, sino el presidente del Gobierno. La Constitución prevé varios supuestos de disolución de las Cortes:

  • Cuando el presidente del Gobierno lo estime oportuno. Por ejemplo, cuando deban celebrarse elecciones anticipadas. 
  • Por vencimiento del ejercicio de la legislatura. 
  • En determinados casos de reforma de la Constitución. A esto se le conoce como reforma agravada. Por ejemplo, en el 99.5 se dice que el Rey puede disolver las cámaras si pasados dos meses desde la primera votación de investidura tras unas elecciones y no hay candidato elegido.

El rey no ejerce, no tiene competencia decisoria. En el caso de la reforma de la Constitución, la Carta Magna establece que tiene que ser aprobada por dos tercios de ambas cámaras. Luego de eso, se deben disolver las Cortes, convocarse a elecciones y, las nuevas Cortes, volverla a votar.

3- El Rey puede convocar un referéndum en los casos previstos en la Constitución

El referéndum, en los casos legalmente previstos (título 10 para la reforma de la Constitución), lo convoca el presidente del Gobierno como medida de ratificación de la reforma. También está prevista la convocatoria a referéndum consultivo en el artículo 92. Las decisiones políticas de especial trascendencia pueden también ser fruto de un referéndum convocado por el Rey. Esto debe ser hecho mediante propuesta del presidente de gobierno, previa autorización del Congreso.

4- Propone el candidato a Presidente y lo nombra

También es el encargado de poner fin a al Presidente sus funciones en los términos previstos en la Constitución. El Rey no puede cesar ni nombrar al presidente del Gobierno. Firma los decretos de cese, pero no tiene capacidad para influir en los mismos.

El artículo 99 de la Constitución establece que luego de las elecciones, el Rey puede proponer un candidato a la presidencia. En nuestra historia democrática, las propuestas hechas a las Cortes ha coincidido siempre, y lógicamente, con el candidato del partido más votado. Sin embargo, se puede interpretar que en la propuesta del candidato a presidente el Rey puede jugar un papel moderador. 

En ese caso, como el que acabamos de vivir, los expertos constitucionalistas interpretan que la Constitución permite al Rey ayudar a los representantes de los partidos políticos. Esta ayuda implica lograr una decisión consensuada (papel moderador) para elegir al presidente del Gobierno.

5- Nombra y separa a los miembros del Gobierno, a propuesta de su Presidente

Esta atribución aplica cuando se produce una remodelación del Gobierno. En este caso, el Rey firma los decretos de cese y de nombramiento. En ninguno de los casos tiene poder de decisión.

6- Expide los decretos acordados en el Consejo de Ministros

Entre ellos están los decretos para conferir las promociones civiles y militares y conceder honores y distinciones de acuerdo a las leyes. En otras palabras, firma las decisiones adoptadas por el Consejo de Ministros. Asimismo firma la concesión de condecoraciones, distinciones civiles y militares decididas por el Gobierno.

7- El Rey debe ser informado de los asuntos de Estado

A estos efectos, debe presidir las sesiones del Consejo de Ministros, cuando lo estime oportuno y a petición del Presidente del Gobierno. El Rey es informado periódicamente de la actividad del Gobierno por el Presidente. Estos son los llamados despachos del presidente del Gobierno con el Rey.

Por otro lado, cuando lo propone el presidente del Gobierno, el Rey puede presidir una reunión del Consejo de Ministros, llamado Concejo deliberante. En esos casos, son reuniones de carácter exclusivamente informativo en las que el Gobierno no toma decisiones.

8- Ejerce el mando supremo de las Fuerzas Armadas

 El Rey es, por mandato Constitucional, el Capitán General de todos los ejércitos. Se entiende que ejerce ese mando pero la dirección de la política militar y de seguridad corresponde al Gobierno (artículo 97 de la constitución). El Rey no puede dentro de sus atribuciones tomar decisiones por su cuenta.

Cuando se produjo el golpe de Estado de 1981, el Rey se encontró en una situación de crisis. No podía despachar con el Gobierno ya que los miembros del Gobierno estaban en el Congreso. En consecuencia, actuó ejerciendo como jefe de los ejércitos. Pero se entendió que era una situación excepcional.

9- Ejerce el derecho de gracia con arreglo a la ley

En esta atribución existen ciertas limitaciones como la de que no podrá autorizar indultos generales. El Rey firma los indultos, pero quien decide si los concede o no y a quién se le concede es el Gobierno.

10- El Rey tiene el Alto Patronazgo de las Reales Academias

Esta es una representación meramente simbólica. El rey es el patrón de las reales academias (de la Historia, de la Lengua y de las Artes) creadas hace siglos por los Reyes de España.

11- Acredita a los embajadores y otros representantes diplomáticos

En este caso, la función del Rey es representativa. Se refiere a que el jefe del estado es el máximo representante en las misiones internacionales. Los embajadores necesitan tener una carta para acreditar al estado en el exterior. Es un acto protocolar de acuerdo con el artículo 87 que establece que es el gobierno el que ejerce la política exterior.

12- Manifiesta el consentimiento del Estado para actos internacionales

De conformidad con la Constitución y las leyes, se necesita la firma del Rey para que el Estado esté obligado internacionalmente en tratados y acuerdos. La firma del Rey es, de nuevo, un acto debido, de obligado cumplimiento por su parte. La firma es necesaria para que los tratados internacionales suscritos por España (artículos 93 a 96 de la Constitución) entren en vigor.

13- Declara la guerra y hace la paz, previa autorización de las Cortes Generales

El Rey no puede por sí mismo declarar la guerra ni hacer la paz. Su actuación se limita a firmar el decreto cuando así lo hayan decidido las Cortes Generales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here