En estos últimos días, la cúpula de la Guardia Civil está intentando llegar a un acuerdo con Defensa para introducir algunas novedades en la nueva Ley de Personal. Esta nueva normativa está llamada a sustituir a la del año 1999, actualmente en vigor. Hasta estos momentos, Defensa no se ha pronunciado al respecto y el asunto luce atascado. 

 Pero, ¿cuáles son los aspectos que la Dirección General de la Guardia Civil quiere introducir en la Ley? ¿A cuales se está oponiendo el Ministerio de Defensa?. Estas son las preguntas que la opinión pública se hace sabido que Defensa tiene “voz y voto” por la naturaleza militar de la Guardia Civil. La respuesta,según las fuentes consultadas, es que se trata de cuatro aspectos los que están entorpeciendo la negociación.

Reformas en la Guardia Civil: Aspectos que la entorpecen 

1.-Que haya un general de cuatro estrellas en la Guardia Civil

Este aspecto no es para nada del agrado del Ministerio de Defensa. Es un cambio que la actual dirección de la Guardia Civil persigue desde que comenzó la actual legislatura. Como ya adelantó el Grupo Atenea en 2012. “Defensa está en contra de esta medida”. Las fuentes consultadas señalan que “los mandos altos de las Fuerzas Armadas no quieren que haya un general que tenga tanto poder como ellos”

2.-Que se acorten los años de ascenso de capitán a comandante, y de comandante a teniente coronel

Esto implicaría que el ascenso, que ahora se produce tras cuatro años de servicio en cada uno de los rangos inferiores, se acortaría hasta los tres años. Defensa argumenta que no se pueden reducir los años porque en las Fuerzas Armadas el plazo para ascender es superior. Al ceder a esta pretensión, supondría una ventaja para los efectivos de la Benemérita, en detrimento de los militares.

3.-Que haya más plazas para los teniente coroneles de la Escala de Oficiales

Hoy en día, el número de plazas para los tenientes coroneles que provienen de la Escala de Suboficiales está limitado. La Dirección General del Cuerpo de Guardia Civil quiere que se elimine este límite. 

En la actualidad, las Fuerzas Armadas ofrecen más vacantes para los tenientes coroneles que proceden de la Escala Media en comparación con las que ofrece la Guardia Civil. El Departamento que dirige Morenés argumenta que ese aumento de vacantes supondría un “incremento presupuestario”. Sin embargo, desde la Benemérita niegan que eso sea así.

4.-Que se rebaje el porcentaje de plazas reservadas a los soldados de las Fuerzas Armadas

En la actualidad, el 50% de las plazas de ingreso a la Escala de Cabos y Guardias de la Benemérita está reservado a los soldados de las Fuerzas Armadas. La Dirección General de la Guardia Civil pretende rebajar ese porcentaje hasta el 30-35%. Los argumentos que esgrimen las fuentes consultadas sostienen que el porcentaje actual es demasiado alto. Aseguran que esto “resta oportunidades” a los jóvenes que quieren ingresar en el Cuerpo sin haber pasado antes por las Fuerzas Armadas.

Consideraciones finales

Todos estas reformas pretenden ser introducidas por la Dirección General de la Guardia Civil en el plazo de enmiendas que, de no ser aplazado de nuevo, finalizará mañana. El objetivo del actual director general, Arsenio Fernández de Mesa, es que haya el “mayor consenso posible” en la aprobación de la nueva normativa. Una normativa que él mismo se comprometió a llevar al Congreso de los Diputados desde el inicio de su mandato, en enero de 2012.

Por otro lado, la nueva Ley de Régimen de Personal de la Guardia Civil lleva pendiente desde el año 2007. En ese año la Ley de la Carrera Militar recogía, en su disposición final séptima, que el Gobierno debía remitir al Congreso de los Diputados un proyecto de ley que actualizara el régimen de personal del Cuerpo de la Guardia Civil.

En relación a este tema ONE Magazine consultó la opinión de voceros del Ministerio de Defensa. Aunque aún no se ha pronunciado al respecto, se comprometieron a dar una versión oficial en cuanto “recaben toda la información”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here