www.onemagazine.es
Instalaciones de la petrolera estatal venezolana PDVSA en Paraguaná (foto: Luisovalles)
Instalaciones de la petrolera estatal venezolana PDVSA en Paraguaná (foto: Luisovalles)

¿Cómo afecta a Venezuela el fin de las tensiones de Occidente con Irán?

jueves 16 de julio de 2015, 14:14h
Algunos países iberoamericanos no estarán contentos con el acuerdo alcanzado entre Irán y las potenias del Grupo 5+1. Se espera que, con el levantamiento de las sanciones, bajen los precios del petróleo, algo que no sentará bien en Venezuela.

El acuerdo en materia nuclear suscrito por Irán con seis potencias mundiales deja descolocados a los que se acercaron al país persa siguiendo un viejo proverbio atribuido a los árabes: "el enemigo de mi enemigo es mi amigo"

La misma lógica hizo que otros "enemigos" de EE.UU. encontraran amigos o defensores en América Latina, como el dictador libio Muamar Gadafi, que hizo varias visitas a la región, o incluso el régimen norcoreano, criticado por su falta de respeto a los derechos humanos, con el que Cuba y Venezuela tienen buenas relaciones.

Durante la presidencia de Mahmud Ahmadineyah (2005-2013) y con su "hermano" el venezolano Hugo Chávez como socio principal, Irán tejió en América Latina una alianza sin precedentes con los países de la Alianza Bolivariana, aunque también se acercó a Brasil, Argentina y Uruguay, con Gobiernos mucho más moderados.

Todos ellos defendieron a Irán cuando Estados Unidos, Israel y otras potencias occidentales, ante el temor de que les sirviera para hacerse con la "bomba", pusieron el grito en el cielo por el plan iraní de desarrollo de la energía nuclear y le impusieron sanciones económicas para hacerle desistir.

Ahora tras casi dos años de negociaciones, Irán, con nuevas autoridades desde 2013, acaba de firmar con Estados Unidos, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Alemania un acuerdo que pone límites a su programa nuclear y a la vez le libra progresivamente del castigo que agobia a su economía.

El acuerdo ha suscitado una catarata de elogios y felicitaciones. También ha habido duras críticas, sobre todo de Israel, que considera que el mundo va a ser "más peligroso" a partir de ahora, y algunos silencios, como los de Venezuela y Bolivia.

Para el Gobierno venezolano, aparte de consideraciones políticas e ideológicas, el acuerdo entre Irán y el grupo 5+1 reduce las perspectivas de que suban los precios del petróleo y, por tanto, de tener una ayuda para capear el temporal económico.

Con un Irán en la senda de volver a unas relaciones "normales" con la comunidad internacional, lo que se espera es que reanude sus exportaciones de petróleo y sature así un mercado ya con exceso de oferta.

En diciembre pasado el Gobierno de Venezuela ya asistió a otro éxito de la diplomacia frente a la confrontación que le dejó, al menos para la opinión pública, como el convidado de piedra. El pasado 17 de diciembre los presidentes Raúl Castro, de Cuba, y Barack Obama, de Estados Unidos, anunciaron al mundo un acuerdo para poner fin a medio siglo de antagonismo entre sus países, una enemistad que ha marcado las relaciones estadounidenses con América Latina más que ninguna otra cosa.

Desde que en 1999 Hugo Chávez llegó al poder por primera vez, Venezuela, entonces opulenta a causa de los elevados precios del petróleo, se convirtió en el sosten económico de Cuba y en su principal aliado político. Cuba está ya en camino de ser amiga de EE.UU. y para el próximo 20 de julio está prevista la apertura de las embajadas respectivas en Washington y La Habana, mientras Venezuela pasa por una situación económica difícil, tanto que el Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que el PIB del país se contraerá un 7 % y la tasa de inflación anual superará el 100 % este año.

Pero también Venezuela está inmersa en lo que parece una ofensiva diplomática del Gobierno de Obama para poner fin a los conflictos con otros países que están sin resolver desde hace años. Los dos gobiernos están en un proceso de acercamiento después de haber vivido este mismo año una escalada de la tensión en sus relaciones, las cuales se mantienen desde 2010 al nivel de encargados de negocios.

En marzo pasado y mediante un decreto Obama declaró a Venezuela una "amenaza" para la seguridad nacional estadounidense y sancionó a un grupo de funcionarios venezolanos por supuestas violaciones de los derechos humanos, lo que hizo crecer los discursos antiimperialistas en toda la región. Sin embargo, un mes después tuvo un encuentro con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en la Cumbre de las Américas en Panamá, precedido de una visita del consejero Thomas Shannon a Caracas.

Shannon, consejero del Departamento de Estado, ha estado otra vez más en Caracas y también se ha reunido con funcionarios venezolanos en Haití.

Ambos gobiernos manifiestan confianza en poder encontrar fórmulas para mejorar una relación "históricamente fuerte", en palabras del secretario de Estado de EE.UU., John Kerry.

En julio de 2013, poco antes de iniciar su mandato, el actual presidente de Irán, Hasan Rohaní, dijo que su primer paso será mejorar los lazos con los vecinos de su entorno, los países islámicos y los No Alineados, "y después trabajaremos nuestras relaciones con las naciones latinoamericanas".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.