www.onemagazine.es
Coches conectados: el presente de muchos conductores
Ampliar

Coches conectados: el presente de muchos conductores

lunes 19 de junio de 2017, 18:00h
La actual tendencia de la industria automovilística está haciendo que Internet entre de lleno en los modelos usados por gran parte de la población. Esto, que parece imparable y promete aumentar la eficiencia, seguridad y comodidad de los vehículos, debe ser contemplado de cerca para evitar caer en falsedades o en equivocaciones más propias de visionarios que de especialistas reales.

La realidad del coche conectado

Hace no demasiados años la idea de un vehículo con conexión a Internet sonaba a ciencia ficción. Pues bien, la realidad indica que actualmente uno de cada cinco modelos vendidos en España cuenta con algún tipo de conexión a la red (inalámbrica, con el exterior, transmisión de datos) según fuentes de ANFAC.
Así, puede admitirse sin temor a dudas que el coche conectado ha llegado al mercado para quedarse y, posiblemente, para sustituir definitivamente a los vehículos que siempre se han usado y que no cuentan para nada con dispositivos con conexión.

Con una previsión que indica que a comienzos de la siguiente década circularán en todo el mundo unos 700 millones de coches conectados, puede que haya llegado el momento para muchos de plantearse un cambio de vehículo contando con la ayuda de aquellas compañías que apuestan por decir compramos tu coche a sus clientes para que estos puedan salir a disfrutar de las ventajas de las nuevas tecnologías.

Las ventajas del coche conectado

La implementación de conexiones a Internet en vehículos de uso particular no carece de ventajas. Una de las más significativas y de las primeras en introducirse fue la de la seguridad con sistemas C2C (Car-To-Car, Coche-A-Coche) y C2X o C2I (Car-To-Infrastructure, Coche-A-Infraestructura). Sistemas de llamada automática en caso de emergencia o accidente han reducido significativamente el tiempo de respuesta de los sistemas de ayuda. En el mismo sentido, los sensores biométricos son capaces de detectar el cansancio del conductor e incluso activar la frenada de emergencia en casos extremos para evitar accidentes.

Pero la seguridad no es lo único que hace que los coches conectados sean mucho más atractivos a ojos de los consumidores. La conexión a Internet más básica que pueda imaginarse en la actualidad es capaz de ofrecer información instantánea sobre el estado de las carreteras y una cantidad de horas de entretenimiento que se agradece especialmente en los grandes viajes.

De igual forma, la automatización de los vehículos parece ser el paso definitivo de la conectividad en los coches. Existen ya numerosos ensayos al respecto que buscan que el conductor pueda olvidarse de tomar el volante integrando sistemas conectados a la red que conducirán de la forma más eficiente que pueda imaginarse.

Controlar el estado mecánico del coche desde una app en un dispositivo móvil, conocer su ubicación en todo momento o hacer que estudie la mejor ruta para ir a trabajar o para llevar a los niños al colegio son cosas que están cada vez más cercanas y que prometen transformar profundamente la percepción tradicional que siempre se ha tenido de los vehículos. Todo con el fin de mejorar la comodidad y la seguridad de los conductores y pasajeros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Onemagazine

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.