La compañía experta en seguridad Checkpoint, ha recogido en su informe anual 5 predicciones clave para la ciberseguridad a lo largo de el año próximo. El análisis incluye tanto amenazas a usuarios como seguridad en empresas. Ahora se explica cuáles van a ser los mayores focos para los ciberdelincuentes a lo largo del próximo año:

1) Móviles
En los últimos tiempos, el empleo de móviles ha aumentado un 394%, y el de tablets un 1700%. A la luz de estos datos, no extraña que los ataques a móviles prosigan medrando. Conforme con el informe de dos mil dieciséis, uno de cada 5 empleados va a ser en dos mil diecisiete el encargado de alguna brecha de seguridad que afecte a datos corporativos. Lo van a hacer, de forma involuntaria, mediante malware móvil o bien de redes WiFi maliciosas.

Mientras que prosiga esta tendencia, Check Point pronostica que las brechas generadas desde móviles y tablets van a ser un inconveniente de seguridad empresarial cada vez más esencial. Los recientes ataques a móviles de cronistas, por la parte de países, manifiestan que este género de ofensiva está a la orden del día.

2) Internet de las cosas
Actualizar y parchear dispositivos inteligentes puede suponer un peligro, en especial si sus desarrolladores no han tenido en cuenta la seguridad. El año próximo, las compañías han de estar listas para batallar contra ciberataques dirigidos a todo género de elementos conectados, como por servirnos de un ejemplo las impresoras.

3) Los servicios Cloud
Las compañías prosiguen guardando datos en cloud y usando infraestructuras de red híbridas que crean backdoors auxiliares con los que los piratas informáticos tienen acceso a otros sistemas de la compañía. Además de esto, cualquier ataque que interrumpa el servicio o bien tumbe a uno de los primordiales distribuidores cloud afectará a sus clientes del servicio. Estas ofensivas acostumbran a efectuarse para impactar a una compañía de manera especial, mas al afectar a otras muchas, es realmente difícil descubrir el motivo.

4) Infraestructuras críticas
Las infraestructuras críticas son muy frágiles a los ciberataques. Prácticamente todas se edificaron antes que el malware fuera un riesgo real, con lo que en su diseño no están integrados los principios básicos de seguridad.

A inicios de dos mil dieciseis se reportó el primer apagón ocasionado por ciberdelincuentes. Los responsables de seguridad deben prepararse para posibles ataques a sus redes y sistemas, procedentes de 3 actores potenciales: países, terrorismo y delincuentes organizados.

5) Prevención de ataques
El informe de seguridad de Check Point ha revelado que el volumen de malware ignoto que ataca a las organizaciones se ha multiplicado por 9. Se han descubierto cerca de doce millones de nuevas variaciones cada mes. El ransomware es particularmente común, y va a ser un inconveniente tan esencial como los ataques DDoS en dos mil diecisiete. Debido a la eficiencia de los secuestros en línea, las compañías deberán adoptar una estrategia de prevención escalada. Las técnicas de sandboxing avanzado y de extracción de amenazas van a ser indispensables para resguardar de forma eficaz sus redes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here