Brandon Vezmar ha demandado a una mujer con la que tuvo una cita en el cine por utilizar su teléfono “entre unas diez-veinte veces para leer y mandar mensajes de texto” mientras que veía con él ‘Guardianes de la Galaxia, Volumen II’.

Brandon Vezmar es un texano de treinta y siete años que conoció a una mujer por medio de una aplicación de citas. Tras múltiples conversaciones decidió quedar con ella para ir al cine a ver la película de ‘Los Guardianes de la Galaxia, Volumen II’.

Una vez en la sala, la mujer decidió emplear en diferentes ocasiones su Móvil inteligente para “para leer y mandar mensajes de texto”. Vezmar le solicitó múltiples veces que hiciese el favor de dejar el móvil, a lo que hizo ni caso y terminó por salirse del cine.

El hombre se presentó frente a las autoridades para denunciar a la mujer y solicitarla una indemnización pertinente a la entrada del cine – diecisiete con treinta y uno dólares americanos -, pues según él, supone “una violación directa de las políticas del cine” afectando a “la experiencia como espectador del demandante y de otros”.

Conforme American-Statesman, uno de los medios que se hizo eco de la nueva, contactó con la mujer de la cita, que ha pedido no ser identificada, y comenta que no ha recibido la notificación de la demanda y califica el acontencimiento como “una locura”. Vezmar asevera que la mujer se negó a devolverle la entrada del cine y que su comportamiento es “una amenaza para la sociedad civilizada”.

¿Puede pasarte esto?

Hemos consultado a Marian Colorado, del departamento de abogados de Legálitas, que nos ha explicado si te podría suceder esto en una primera cita en este país.

En España la ley de responsabilidad civil no es igual que en EE.UU con lo que la acá el responsable de asegurar el bienestar de los clientes del servicio es el propio cine a través del derecho de admisión. El Derecho de admisión está reconocido en el artículo 59.1.e) del R. D. 2816/1982, de veintisiete de Agosto, por el que se aprueba el Reglamento General de Policía de Espectáculos y Actividades Recreativas, extendiéndose su campo a todo género de establecimientos destinados al público, con independencia de que sean de titularidad pública o bien privada. El establecimiento asimismo tiene la obligación de señalar el derecho de admisión con carteles o bien publicidad en los accesos a exactamente los mismos, en los que se detallará de forma clara los requisitos precisos para entrar en el local.

Además de esto, en el art. veinticuatro de la Ley de Protección del consumidor y del usuario se establece que: “El derecho de Admisión va a deber tener por objetivo impedir el acceso de personas que se comporten de forma violenta, que puedan generar molestias al público o bien usuarios o bien puedan trastocar el normal desarrollo del espectáculo o bien actividad (…)”.

Con lo que en España no pueden denunciarte por atender el teléfono, una o bien veinte veces, en una primera cita en un cine, un restorán, o bien otro establecimiento. No obstante, en caso de que el empleo del teléfono verdaderamente este entorpeciendo la actividad, lo adecuado sería informar al encargado de seguridad del establecimiento y que sea quien tome la medida oportuna: solicitarle que corrija el comportamiento, invitar a la persona a irse, o bien lo que determine la política de privacidad de la compañía.

James Gunn, el directivo de la película, opinó sobre la demanda:

Cuando conoció la nueva James Gunn colgó un mensaje en tono sarcástico en su tuiter en el que decía:

“¿Por qué razón parar la demanda? ¡Se merece ir a la prisión!”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here