Como se recordará, el tema de los tatuajes se convirtió en un tema controversial al ser incluido en la convocatoria de 2013 para el acceso a tropa y marinería profesional. Fue en este año cuando se incluyó, por primera vez, y derivó en exclusiones de aspirantes. En esta ocasión, el teniente coronel Navarro y el comandante Solera analizan el tema y lo explican en ATENEA.

Faltando un día para el final de la primera fase del proceso de selección para ser soldado, el asunto de los tatuajes sigue dando que hablar. A pesar de que la convocatoria de este año los  incluye como motivo de rechazo, han sido muchos lo jóvenes que se presentaron. Esta limitación fue publicado el BOE del 17 de junio y norma que dependiendo de su ubicación y contenido pueden ser la causa del rechazo a los aspirantes.      

Muchas criticas aparecieron desde el mismo momento en que anunciaron esta medida. De hecho, fue uno de los aspectos más controvertidos de la convocatoria de 2013. Hubo aspirantes que acudieron a diferentes medios de comunicación para denunciar casos de rechazo. A juicio de los aspirantes, esto constituía un caso flagrante de discriminación.

La posición de los militares acerca de los tatuajes

Desde el Ministerio de Defensa y desde el Centro de Selección de Madrid sus voceros quieren quiere dejar claro que “las Fuerzas Armadas no se oponen a los tatuajes”. No obstante argumentan que, tal y como se especifica la convocatoria, “a determinadas ubicaciones y contenidos”. El encargado de dar la información fue el comandante Solera, segundo jefe del Centro de Selección de Madrid.

Al respecto dijo Solera; “Está claro, dice, que el tatuaje no está asociado a la bondad o maldad del individuo. No obstante recalca que: “es una cuestión de imagen de institución, incluso de seguridad en las operaciones”. Redondea la idea afirmando que “un militar con un tatuaje visible es más fácil de identificar por el enemigo” 

En relación a los aspirantes rechazados aclaró que existe una reglamentación que rige la convocatoria. Los jóvenes que asistieron al Centro de Selección con tatuajes no permitidos quedaron fuera de la selección. “Hemos procurado explicarles que no se trata de una criba externa”. “Somos conscientes de que un tatuaje no hace mejor ni peor a un individuo, pero que es una cuestión de decoro” aseguró Solera.

Solera especificó las limitaciones impuestas para la convocatoria. Por  ejemplo, se especificaba que no se permitían tatuajes que fueran visibles vistiendo los uniformes de las Fuerzas Armadas”. “Algunas chicas, explicó el comandante, pensaban que llevando pantalones no tendrían problema. Sin embargo, si al llevar falda el tatuaje es visible, tampoco será admitidas”. Esto obedece a la razón de la falda es otro de los uniformes reglamentarios. 

El Ministerio de Defensa explica más sobre la prohibición de los tatuajes

Para el teniente coronel José Francisco Navarro Pascual, el asunto de los tatuajes ha dado mucho de qué hablar. Navarro Pascual es el secretario de la Comisión Permanente de Selección de la Dirección General de Reclutamiento y Enseñanza Militar (DIGEREM) del Ministerio de Defensa. En sus declaraciones atribuyó el hecho a que “es el primer año que se establece este condicionante”. En su opinión, “que no se permita determinados tatuajes es un hecho normal, “así como tampoco se permite que un militar lleve el pelo largo”  

Tanto el teniente coronel como el comandante concuerdan en que “hay que ser muy respetuoso con este tema”, y que “no hay problema con algunos tatuajes”. Sin embargo, señalan que no se pueden permitir ciertos tatuajes, y así lo recoge la convocatoria. Por ejemplo son prohibidos los tatuajes que contengan expresiones o imágenes contrarias a los valores constitucionales. De igual manera se prohíben aquellos que atentan contra la disciplina o la imagen de las Fuerzas Armadas. Asimismo no se aceptan aquellos que reflejen motivos obscenos o que inciten a discriminaciones sexual, racial o religioso. 

El teniente Navarro se permitió poner un ejemplo: “Imaginemos que viene alguien con toda la cara tatuada…”. “Si no se pone limitación al tatuaje, todo estaría permitido, y entraríamos en una dinámica difícil de parar”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here