El terremoto de seis con cuatro grados en la escala sismológica de Richter de enero del actual año que afectó a Melilla y el sur de la Península ha motivado esta investigación del CSIC que se extenderá a lo largo de los próximos 3 meses.

La falla de Al-Idriss, localizada entre España y Marruecos, provocó el mayor seísmo del Mar Alborán. Un terremoto que en el primer mes del año del año en curso tuvo una magnitud de seis con cuatro grados en la escala de Richter, afectando a Melilla y otras localidades del sur de la Península Ibérica.

Por esta razón, los científicos españoles han decidido estudiar este sitio para descubrir el estado de esta falla. Para esto, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas -CSIC- desplegará diez sismómetros de fondo oceánico para compilar datos a lo largo de 3 meses.

La meta es conseguir más información sobre la sismicidad en esta zona. Los trabajos se realizarán a bordo del navío oceanográfico ‘Sarmiento de Gamboa’.

“La monitorización de la sismicidad por las estaciones terrestres próximas a la zona no es totalmente fiable puesto que el epicentro se halla en el mar. Lo más fiable es tomar
datos con instrumentos submarinos concretos”, asegura César R. Ranero, estudioso de la Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats en el Instituto de Ciencias del Mar.

Además de esto, se examinarán los posibles cambios del fondo marino y se realizará una cartografía de detalle de la falla para equiparar el relieve precedente y siguiente al seísmo.

Más de 6 años estudiando la falla
Desde hace más de 6 años, el conjunto de estudiosos dirigido por Eulàlia Gràcia ha cartografiado y caracterizado esta falla por medio de los proyectos y campañas marinas EVENT-DEEP, TOPOMED-Leg1, SHAKE.

Los científicos piensan que la de Al-Idrissi podría guardar relación con temblores registrados no solo en el sur de España sino más bien asimismo en el norte de Marruecos, como los terremotos de Alhucemas de mil novecientos noventa y cuatro y dos mil cuatro, este último ocasionó más de seiscientos víctimas y también esenciales daños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here