Los satélites son algo que ya hemos incorporado a nuestra vida cotidiana. No los vemos, pero nos “vigilan” constantemente desde el espacio exterior. Es tan importante la labor que realizan que, si desaparecieran, la humanidad retrocederá en el tiempo de forma irremediable.

El empeño del ser humano por explorar los confines del universo ha posibilitado que la industria espacial haya creado una multitud de satélites. Todos ellos son el producto de la evolución científica y tecnológica y nos hacen nuestro día a día más sencillo A estas alturas, es difícil concebir la vida diaria sin la existencia de uno o varios satélites que hacen que todo sea más fácil.

Si se pudiese establecer un ranking satelital, el primer lugar lo ocuparían las plataformas de comunicaciones. Estas han transformado la Tierra en una aldea global, donde lo que sucede en un lugar es inmediatamente conocido en el resto del planeta. Al respecto, fue pulsada la opinión de Juan Garcés de Marcilla, director general de Thales Alenia Space España. Este ejecutivo de esta empresa espacial aseguró que los satélites permiten que emisoras de radio españolas se oigan en el resto del mundo. Asimismo posibilitan que se puedan mantener conversaciones telefónicas transatlánticas mediante aparatos fijos o móviles.

Prosiguiendo con su declaración, Garcés de Marcilla argumentó que “Sin los satélites, por ejemplo, la gente se levantaría por la mañana y el mundo sería distinto”. Asimismo destacó que “no habría GPS, ni televisión en directo y las tripulaciones de los barcos quedarían incomunicadas. Por las mismas razones, la distribución de petróleo, gas y electricidad colapsaría y servicios como Google Maps no funcionarían.

Los satélites son sinónimo de un planeta bajo vigilancia

En la actualidad, existen en órbita decenas de estos satélites de comunicaciones. En el plano nacional, el operador español Hispasat es la compañía que lidera el mercado. Esta empresa, con sus siete unidades satelitales ocupa la cuarta posición a escala mundial. Gracias a ellos, las conversaciones con países del continente americano, centroeuropa y el Norte de África son posibles. 

En relación a este tema, el consejero delegado de Hispasat, Carlos Espinós, compartió ideas con ONE Magazine. Una de las cosas que dijo fue que “diariamente, numerosas cadenas de televisión españolas y latinoamericanas utilizan nuestros satélites”. Esto en su opinión posibilita que los corresponsales extranjeros puedan “ofrecer en directo sus crónicas”.

Por otro lado, los satélites meteorológicos también han revolucionado nuestra visión del mundo. Gracias a ellos, estamos constantemente informados de los cambios climáticos. No sólo ayudan a establecer las necesarias previsiones, sino que permiten prever tormentas y huracanes. De igual modo, nos alertan de inundaciones, movimientos sísmicos o erupciones volcánicas. 

Otra gama satelital cuyos servicios son poco visibles para el ciudadano común son aquellos que vigilan la atmósfera, los océanos y la superficie terrestre. Son los llamados satélites de observación de la Tierra o de tele-detección. Estos proporcionan datos con los que los técnicos pueden, entre otras cosas, mejorar las labores agrícolas. Así mismo, facilitan la planificación urbana, e incluso ayudan a diseñar medidas para controlar la contaminación.

Control y vigilancia de los océanos

Marta Escudero, responsable de la división espacio de la empresa española (GTD), asegura que hay dispositivos especializados en vigilar los océanos. De estar forma pueden controlar la evolución de las poblaciones de peces y supervisar las rutas y el tráfico marítimo. Como beneficio colateral de esta actividad, pueden observar la polución marina. 

Uno de estos satélites es el Cryosat 2, que controla el grado de fusión de los glaciares e informa a los barcos sobre los icebergs que van la deriva. De esta manera se evita el riesgo de desastres de la magnitud del hundimiento del Titanic

También existen satélites de salvamento y rescate, que recogen las señales de socorro que emiten barcos o aviones en peligro. El principal  de este tipo es el sistema mundial Cospas-Sarsat. Esta red espacial, ha logrado rescatar a más de 33.000 personas en todo el mundo, principalmente por hundimientos en alta mar. Esta labor la he realizado desde su activación en 1982 hasta octubre de 2013. 

Existen otros tipos de satélites como los que se dedican a observar y estudiar la atmósfera que envuelve la Tierra. En la década de los 70, este tipo de dispositivos descubrió el adelgazamiento de la capa de ozono y alertó sobre el peligro que nos acechaba. El resultado ha sido que, durante los últimos 30 años, varios otros satélites han seguido el progreso evolutivo del famoso agujero de la capa de ozono. Uno de ellos es el Envisat que ha sido, hasta ahora, el mayor dispositivo satelital de la Agencia Espacial Europea (ESA). Este es un mastodonte de 8,2 toneladas que acaba de culminar sus servicios tras diez años de servicio.

Satélites para la guerra y la paz

Los satélites militares son los más desconocidos para la ciudadanía común. Este tipo de dispositivos son especialmente importantes en situaciones de guerras o conflicto. Pero también son invaluables para mantener la paz o la confianza entre países enfrentados. De hecho, la mayoría de los más de 3.500 satélites militares lanzados hasta la fecha se dedican a observar o escuchar con fines gubernamentales. 

Gran parte de estos sistemas de observación están equipados con potentes cámaras digitales que escanean la tierra en busca de instalaciones y actividades de naturaleza militar. En opinión de Miguel Ángel Panduro, consejero delegado de Hisdesat, gracias a ellos, los militares españoles disponen de potentes ojos y oídos. 

También existen satélites espía como los Lacrosse, Topaz y KH-11 que captan las comunicaciones del potencial enemigo en busca de datos. Con ellos se busca monitorear movimientos de tropas, aviones, barcos o submarinos. Según Panduro, tanto las tropas españolas en Líbano y Afganistán como los mandos los necesitan para planificar y dirigir sus operaciones 

Estos sistemas de vigilancia son vitales para el cumplimiento de tratados internacionales. Es tan así que el Tratado de Reducciones de Ofensivas Estratégicas o SORT fue criticado porque los satélites espías no podían verificar los acuerdos alcanzados. Este tratado fue firmado en 2002 entre EE.UU. y Rusia y a través de él, se limitaba el arsenal de ojivas nucleares operativas a 2.200.

La vigilancia de las explosiones atómicas es otro de los papeles poco conocidos que han jugado los satélites militares. Estos posibilitan que se puedan observar todas las pruebas nucleares llevadas a cabo en cualquier lugar de la Tierra por cualquier nación. Son conocidos como DSP (Defense Support Program) y vigilan a las naciones que tratan de desarrollar armas nucleares.

Dónde estoy y a dónde voy

La constelación de satélites más conocida en el mundo es el sistema de posicionamiento global GPS (Global Positioning System). La mayoría ignora que se trata de un desarrollo concebido, fabricado, puesto en órbita y operado con fines militares. Fue desarrollado por la Fuerza Aérea norteamericana, su razón de ser se encuentra en la necesidad de guiar con precisión a sus objetivos a los buques, los aviones de combate, los helicópteros de ataque y los misiles. 

El primer primer satélite GPS se lanzó en 1978 pero no estuvo operativo hasta 1992. El éxito de su difusión comercial radica en su rapidez en obtener posiciones, su precisión y su cobertura global y continua. En la actualidad, cientos de millones de personas utilizan cada día tanto los satélites GPS como los rusos GLONASS. Ambas familias de satélites permiten determinar con precisión la posición de un objeto, barco o aeronave en cualquier lugar del planeta.

Los 10 satélites más conocidos

1- Sistema de satélites Meteosat

Misión

Su misión es observar el tiempo atmosférico y el clima sobre Europa y otras regiones. De esta manera se facilita el poder efectuar predicciones meteorológicas.

Primer lanzamiento

23 de noviembre de 1977 (Meteosat 1); su última evolución, el MSG3, se puso en órbita el 5 de julio de 2012.

Cómo funciona

Sus sensores infrarrojos y radar ven las nubes y captan hasta las pequeñas zonas de baja presión pero de gran intensidad. Esto permite a los meteorólogos alertar sobre la inminencia de huracanes, mareas, olas de frío o calor, o la evolución de la capa de ozono.

Otros detalles

El peso de este satélite es de 2.037 kg y órbita a una altura de 36.000 km. Es de nacionalidad Europa

2- Cryosat 2

Misión

Su misión principal es averiguar el grosor y ritmo de destrucción del manto helado de los Polos.

Lanzamiento

Su lanzamiento fue concretado el 8 de abril de 2010.

Cómo funciona

Un avanzado radar capta imágenes tridimensionales de alta resolución y muestra una imagen con la forma y relieve de los hielos polares. Al mismo tiempo mide la qué variación está experimentando del grosor de los hielos.

Otros detalles

Su peso es de unos 684 kg, opera en una órbita que está situada a 727 km de la Tierra. Es de nacionalidad europea.

3- Sistema de satélites NAVSTAR GPS

Misión

Determinar la posición de un objeto, una persona, un vehículo, barco o aeronave en cualquier parte del mundo. Tiene un grado de precisión de pocos metros de desviación.

Último lanzamiento

Este sistema fue lanzado por última vez el 15 de mayo de 2013 (GPS IIF-4)

Cómo funciona

Cada uno de los 24 satélites del sistema emite una señal que contiene su identificación y la hora de cada uno de ellos. Basado en dichas señales, el receptor sincroniza el reloj del GPS y calcula el tiempo que tardan en llegar las señales. Simultáneamente mide la distancia a cada satélite y determina las coordenadas reales del punto de medición.

Otros detalles

El peso es de 1.630 kg y opera a una altura orbital de 20.200 km. El sistema pertenece a Estados Unidos.

4- Constelación Cospas-Sarsat

Misión

Este grupo de satélites está dedicado al rescate y salvamento.

Primer lanzamiento

El primero de los lanzamientos estuvo fechado en junio 29 de 1982 (satélite Cosmos 1383).

Ultimo lanzamiento

Por otro lado, este último lanzamiento se concretó el 6 de febrero de 2009 (NOAA-19).

Cómo funciona

El grupo de satélites reciben las señales de los barcos y aeronaves en peligro y las transmiten a los centros terrestres de control. Desde los centros se activa el operativo de salvamento y rescate por tierra, mar y aire. El centro de control español se encuentra en la estación espacial de Maspalomas, en Gran Canaria.

Otros detalles

Peso de 1.440 kg y altura orbital de 870 km. Pertenece a la organización internacional Cospas-Sarsat.

5- Envisat

Misión

Este satélite de observación fue construido por la Agencia Espacial Europea (ESA). Se encuentra fuera de servicio desde el 8 de abril de 2012.

Lanzamiento

Su fecha de lanzamiento inicial fue el 1 de marzo de 2002.

Cómo funciona

Sus diez instrumentos miden los cambios de nivel de los océanos, los gases de efecto invernadero, la fusión de glaciares y la destrucción de bosques tropicales. También monitorean  los restos de hidrocarburos en el mar así como los efectos de las inundaciones y erupciones volcánicas.

Otros detalles

El peso es de 8.200 kg y órbita a una altura de 790 km. Es de nacionalidad europea.

6- Landsat

Misión

Su misión es observar la Tierra en alta resolución y supervisar los cambios que se produzcan en ella debidos a causas naturales o humanas. También se encarga de detectar recursos naturales.

Primer lanzamiento

El 23 de julio de 1972 fue la fecha de su lanzamiento

Ultimo lanzamiento

El 11 de febrero de 2013 fue lanzado por última vez con el nombre de Landsat 8. 

Cómo funciona

Tiene sus sensores térmicos y lumínicos que toman unas 400 fotografías diarias y dan cobertura completa al globo terráqueo cada 16 días. Las fotos se usan en los programas dirigidos a mejorar los estudios climáticos.

Otros detalles

Tiene peso de 2.623 kg y altura orbital de 704 km. Pertenece a los Estados Unidos.

7- Amazonas 3

Misión

Amazonas 3 se usa para ofrecer Internet por banda ancha de alta velocidad y para servicios interactivos, aplicaciones multimedia y difusión de TV. También se usa en el despliegue de redes corporativas de telefonía fija y móvil.

Lanzamiento

El 7 de febrero de 2013 fue puesto en órbita el Amazonas 3.

Cómo funciona

Amazonas 3 cuenta con 19 transpondedores (elementos que reciben una señal y la devuelven amplificada). Esto le permiten transmitir más información en un haz y que sus señales puedan ser recibidas en antenas terrestres mucho más pequeñas.

Otros detalles

El peso del satélite es de 6.200 kg y orbita a una altura de 36.000 km. Es un satélite español.

8- INSAT 3

Misión

Su misión es observar el tiempo atmosférico y el clima sobre el continente indio y el resto de Asia. De esa manera permite efectuar predicciones meteorológicas.

Último lanzamiento

El último lanzamiento de este sistema fue el : 25 de julio de 2013 bajo el nombre de INSAT-3D.

Cómo funciona

Sus diferentes sensores permiten a los meteorólogos pronosticar la inminencia de huracanes, inundaciones, olas de calor y la llegada de los monzones.

Otros detalles

Peso es de 2.000 kg y tiene altura operativa orbital de 36.000 km. El satélite pertenece a India.

9- CloudSat

Misión

Cloudsat se usa para medir la distribución, abundancia, estructura y propiedades de las nubes.

Lanzamiento

Su lanzamiento fue en de abril 28 de 2006

Cómo funciona

El avanzado avanzado radar de ondas milimétricas de CloudSat mide las microondas reflejadas por las nubes en función de la distancia a la que se encuentran.

Otros detalles

El peso de CloudSat es de 848 kg y su altura orbital es de 702 km. Pertenece a los Estados Unidos

10- Aqua (EOS-PM 1)

Misión

EOS-PM 1 es un satélite de observación de la Tierra dedicado al estudio del ciclo del agua.

Lanzamiento

Su lanzamiento fue el 4 de mayo de 2002.

Cómo funciona

EOS-PM 1 dispone de siete instrumentos que miden la radiación ultravioleta, el equilibrio energético, la temperatura de la atmósfera y los perfiles de humedad de las nubes. Así también miden la tasa de lluvia, el viento y la temperatura en la superficie de los mares.

Otros detalles

El satélite EOS-PM 1 pesa 3.117 kg y se encuentra a una altura de 700 km de la superficie terrestre. Es propiedad del gobierno de los Estados Unidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here