¿Alguna vez has abierto una pistola? ¿Sabes como funciona? Si eres de los que les gusta “desarmar” objetos para averiguar cómo funcionan por dentro, las gráficas de Jacob O’Neal te serán muy útiles. O’Neal es un diseñador de gráficos que se ha dado a la tarea de explicar a la gente cómo funciona por dentro una pistola semiautomática mediante animaciones GIF.  

Gracias a estos gráficos animados del diseñador Jacob O’Neal ahora puedes enterarte del funcionamiento de una pistola de la manera más sencilla. O’Neal ha optado por el modelo Colt de calibre .45” (11,25 milímetros de diámetro de la bala), que usó el Ejército estadounidense entre 1911 y 1985. No te pierdas el fascinante proceso de disparar una bala con un Colt.

Montar y disparar la pistola

En las animaciones O’Neal se aprecia cómo el movimiento empieza con la “corredera”. Esta es la pieza grande móvil de la parte superior de la pistola, que realiza su recorrido hacia atrás. En la acción real, para hacer el primer disparo, es el tirador el que ha de hacer a mano este movimiento. Debe soltar la corredera cuando la ha llevado hasta su tope.

En el movimiento hacia atrás, la corredera monta el “martillo”. Es decir, lo deja sujeto atrás y listo para que después pueda actuar. Al soltar la corredera, el resorte situado bajo el cañón la empuja hacia adelante. En el recorrido, la corredera arrastra el primer cartucho del “cargador”, que está encajado en la empuñadura de la pistola. En el movimiento, lo introduce en la “recámara del cañón”. Queda entonces el  cartucho sujeto por una pequeña pieza llamada “extractor”. El “extractor” está situado a la derecha de la corredera, y actuará más adelante. Bajo estas condiciones, la pistola está dispuesta para hacer su primer disparo.

Cuando el tirador aprieta con su dedo índice el “gatillo” del disparador, este movimiento desplaza una pequeña pieza interna, el “fiador”, que sujeta el martillo. Este “fiador” posibilita la acción de otro muelle, situado verticalmente en la empuñadura, impulse al martillo. Debido a la fuerza de este muelle, el martillo golpea el percutor. Este percutor es una “aguja” que está en el interior de la parte de atrás de la corredera. Su misión es golpear en la parte trasera del “cartucho”. De esta manera se produce el disparo.

Funcionamiento del cartucho

Como se ve, el  disparo es el proceso que comienza con el golpe que da la “aguja percutora” en el centro de la parte posterior del cartucho. En esa sección, el cartucho tiene una pequeña pieza en cuyo interior hay un explosivo que funciona al ser golpeado, el “fulminante”. 

Esa pequeña explosión se produce en el interior del cartucho y provoca la combustión de la pólvora contenida en él. Se genera por esta vía una gran cantidad de gases que sólo encuentran la salida hacia adelante, empujando la bala por el interior del cañón. El su recorrido, la bala en su recorrido adquiere un giro sobre su propio eje longitudinal causado Esto es causado por las “rayas” del ánima las cuales dan estabilidad al recorrido de la bala en el cañón de la pistola. Al final, la bala sale disparada seguida por los gases incandescentes, el “fogonazo”.

El retroceso

Una porción de la fuerza del disparo causa el retroceso de la corredera hacia atrás. Este movimiento hace que la pieza llamada “extractor”, saque el cartucho ya disparado de la recámara, lo saque. Esta extracción se logra con el movimiento hacia atrás al chocar con un pequeño resalte interno, llamado “expulsor”. Este movimiento provocará que la concha salga despedida fuera de la pistola. Esto lo hace a través de una ventana que tiene la corredera.

El retroceso que impulsa a la corredera con este primer disparo hace que el martillo se monte de nuevo. Al ir hacia adelante, mete el segundo cartucho en la recámara, dejando lista la pistola para su segundo disparo.

Todo este proceso es muy rápido y es consecuencia de muchos factores. Ellos son la acción manual del principio, la potencia del disparo y su combinación con la de los muelles de la pistola. De igual manera intervienen los ajustes de muchas piezas internas que funcionan como un reloj de precisión. 

Lo que viene después es parte del mismo proceso “semiautomático”. Se le llama de esta manera al proceso porque, para cada disparo de la pistola, ha de apretarse la “cola del disparador”. Esto quiere decir que la pistola hace sus disparos uno a uno, no a ráfagas. Disparar a ráfagas equivale al tiro “automático”, como el de una ametralladora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here